×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

32 tapas que debes comer en Sevilla antes de morir

By Sevilla Secreta

32 tapas que debes comer en Sevilla antes de morir
Te presentamos la guía definitiva para los amantes del tapeo hispalense.

Siempre se habla de las películas que debes ver antes de morir, las mejores canciones de todos los siglos o los clásicos libros que tienes que leer sí o sí. Pero aparte de eso, tampoco es plan de irte al otro barrio sin haber probado las exquisiteces que tiene que ofrecerte Sevilla. Todos los que vienen adoran nuestra gastronomía, el arte del tapeo y el cariño que se le pone a la cocina en esta ciudad, así que toma nota y apunta este podium de tapas imprescindibles:

Lagrimitas de presa con mojo picón | Perro Viejo Tapas

En Andalucía es bastante habitual escuchar «una de lagrimitas», cuyo secreto está en macerar la carne y dejarla reposar. En Perro Viejo elevan esta tradición culinaria cambiando el ingrediente estrella: presa ibérica en lugar de pollo. El invento les salió genial.

📍 c/ Arguijo, 3

Tomate de atún | Palo Cortao

El surtido de vinos que tienen en Palo Cortao bien podría ser su principal insignia. Eso y sus elaboraciones, que atienden siempre a los productos de temporada (ojo siempre a sus opciones fuera de carta), y son una maravilla gastronómica. Su icónico trampantojo «tomate de atún» les ha valido más de una sonrisa (y alguna que otra copia).

📍 c/ Mercedes de Velilla, 4

Huevo sobre bizcocho de boletus | Bar Eslava

Ha ganado durante varios años premio a la mejor tapa, es de los restaurantes mejor valorados en Internet y uno de nuestros 50 favoritos de toda la ciudad. Hay una de sus propuestas que nunca falla, una explosión de sabor hecha bocado y que no nos cansaremos de recomendar: su huevo en bizcocho de boletus o su puro de Bécquer

📍 c/ Eslava 3

Coquinas con alcachofas baby en aceite de Oliva | La azotea 

La Azotea es un acierto vayas cuando vayas. Condensamos la esencia de este restaurante en: alta cocina a precios bastante razonables y buenos productos trabajados con mayor mimo. Las coquinas que aquí preparan harán las delicias de cualquiera sin necesidad de pisar la playa.

📍 c/ Conde de Barajas, 13

Kimuchy de pez mantequilla | Lobo López

Este chupito te llevará directamente a lo exótico, un bocado sabroso. En Lobo López saben integrar tradición, vanguardia y sabores del mundo. Su carta dedica un capítulo especial a los «viajes», que se encarga de trasladarte a los rincones más recónditos del mundo sin moverte de la mesa.

📍 c/ Rosario, 15

Pavías de bacalao | Bar Benito

¿Ir hasta el Tiro de Línea (si no eres de tal barrio, claro) para comerte unas pavías? Definitivamente la respuesta es sí, siempre y cuando el sitio sea el Bar Benito. Ojo con esta delicia que llevan años elaborando con mucho cariño en el número 16 de la calle Serrano y Ortega. Sus pavías de bacalao son un escándalo y su terracita, siempre ambientada, dan buena fe de ello.

📍 c/ Serrano y Ortega, 16

Carrillada en vino de rioja | Bar Yebra

En pleno barrio de la Macarena, situado junto a la muralla, se encuentra uno de los mejores lugares para comer auténtica comida andaluza. Para abrir boca, nada mejor que un buen plato de carrillada.

📍 c/ Medalla Milagrosa, 3

Espinacas con garbanzos | El Rinconcillo

Esta receta tiene más de 400 años y nunca defrauda a nadie. Aunque también es recomendable que las acompañes con unas pavías de bacalao.

📍 c/ Gerona, 40

Niguiri ají de gallina | Chifa Tapas

Un restaurante sensacional en muchos sentidos, distinto a todo lo que hayas visto en Sevilla y con unos sabores únicos. Su cocina fusión nipona y peruana despertará todos tus sentidos. Aunque todas sus propuestas son espectaculares, todos sus niguiris son perfectos. Nuestro favorito el ají de gallina.

📍 c/ Barco, 2

Huevos rotos con morcilla y trufa | La Terraza Tapas

El grupo La Vida nunca defrauda y por muy poco saben cómo sacarte una sonrisa. En esta ocasión proponemos sus huevos rotos con morcilla y trufa aunque no podéis dejar de probar el provolone fundido con chimichurri.

📍 c/ Calatrava, 12

Bacalao al carbón | Bar Antojo

Este trampantojo de bacalao es lo mejor de la carta. Crujiente por fuera y suave por dentro, va acompañado con alioli, que lo hace más espectacular.

📍 c/ Calatrava 44

Tortilla de patatas | El Colmao de Gascón Rubio

Cerca del Hospital de la Macarena se encuentra este bar de toda la vida. Con un ambiente que bien merece una ola y un encanto indiscutible, su tortillón es capaz de devolver a la vida a cualquiera.

📍 c/ Antonio de Buero Vallejo, 13

Ceviche de leche de tigre | Nazca Tapas

Es difícil quedarse con una de las tapas de este restaurante peruano-japonés, pero sin duda tienes que probar el plato revelación, que hace un año era desconocido para el gran público y ahora se ha convertido en una moda.

📍 c/ Baños, 32

Pajaritos fritos | Casa Ruperto

Muchos se sorprenden cuando oyen por primera vez que estos pajaritos son realmente codornices fritas, cuya forma de preparación es secreta.

📍 Avda. Santa Cecilia, 2

Punta de solomillo | Las Golondrinas

Es uno de los locales con más solera de Triana y su producto estrella son las puntas de solomillo, aunque también son muy conocidas sus zanahorias aliñadas.

📍 c/ Pagés del Corro, 76 | c/ Antillano Campos, 26

Foi con peras al vino | La Brunilda Tapas

Esta tapa compite con los buñuelos de bacalao con alioli de pera. Visita imprescindible en Sevilla, ya que es uno los mejores bares de tapas con diferencia.

📍 c/ Galera, 5

Tartar de atún | Dúo Tapas

Uno de los bares referentes en el tapeo de la Alameda de Hércules tiene el mejor tartar. El risotto, las bravas o el magret de pato también harán las delicias de cualquiera.

📍 c/ Calatrava, 10

Pan con anchoas imperiales | Bodega Góngora

Este es un bar sevillano de los de antaño y comida de toda la vida. Su salmorejo está rico, pero si hay algo que me gusta más es su pan con anchoas. Sin espinas y con mucho sabor.

📍 c/ Albaredo, 5 (La Taberna del Góngora – c/ General Polavieja, 15 y La Bodeguita del Góngora – c/ General Polavieja, 17)

Croquetas de jamón | Casa Ricardo

A pesar de que las croquetas gozan de gran prestigio y buena praxis en Sevilla es complicado recomendar otras que no sean las de Casa Ricardo. La combinación de texturas resultan en una cobertura crujiente y un interior meloso, cremoso, descomunal, acompañadas siempre de sus patatas paja. 

📍 c/ Hernán Cortés, 2

Caracoles | Cervecería Pepe Cruz ‘Casa Pepito’

Especias, ajo y hierbabuena son los elementos básicos de este manjar. Tal es el éxito cosechado, que pueden servirse entre 100 y 120 kilos de caracoles por jornada.

📍 c/ Previsión, 8.

Champiñones con alioli | Las Golondrinas 2

A falta de un local, las Golondrinas de Triana tiene dos bastiones donde ofrecerte tapas de primera. Entre ellas, es indispensable probar sus icónicos champiñones con alioli.

📍 c/ Pagés del Corro, 76

Gofre de rabo de toro con crema de yogur y menta | Taberna Alabardero

Situado en un enclave único, una casa del siglo XIX que perteneció al poeta J. Antonio Cavestany, su propuesta gastronómica parte de la cocina andaluza con toques internacionales y vanguardistas. Y en este sentido, una de las delicias que podréis degustar aquí es su espectacular gofre de rabo de toro con crema de yogur y menta. 

📍 c/ Zaragoza, 30

Montadito de pringá | Bodeguita Romero

Sería un delito marcharte de Sevilla sin probar algo tan autóctono como es la pringá en uno de los restaurantes que mejor la preparan. Su icónico esquinazo y su terraza pintoresca le abren el apetito a cualquiera viendo desfilar tapas y tapas sin parar. Aquí se come rico tradicional, rico y barato.

📍 c/ Harinas, 10

Serranito Roll | La chalá

No hay nada como degustar un clásico reinventado y que sea mucho, mucho mejor. En La Chalá saben cómo cautivarnos con el paladar y sin duda uno de sus puntos fuertes, es su serranito roll.

📍 Plaza Puerta Real, 6

«Mantecaíto» | En la espero te esquina

Cerca del meollo, pero en un área muy autóctona llena de leyendas, En la espero te esquina es pura sevillanía en forma de snack, no te esperes un local a la moda, porque esto es tradición bien aplicada. Imagina cómo crepita un mollete tostado, imagina un solomillo marcado y guisado a fuego lento en salsa de whisky o brandy, imagina el ajo elaborado de forma que casi está caramelizado, e imagina unas patatas fritas. Bueno, podrías dejar de imaginarlo porque esto exactamente es lo que experimentarás aquí, a dos pasos de la plaza del Salvador.  

📍 c/ Corral del Rey, 10

Bacalao a la viuda | Bodega Dos de Mayo 

Es uno de los clásicos para tapear por el centro. El servicio es excelente y la comida tradicional que se come aquí es una delicia: tortilla de patatas, solomillo al whisky, ensaladilla de pulpo, boquerones, tortillita de camarones… Eso sí, reserva mesa o prepárate para una espera que merecerá la pena. 

📍 Plaza de la Gavidia, 6

Canelón de rabo de toro | Vega 10

Ya os lo recomendamos en un artículo de los mejores bares de Triana, y es que este local es un referente culinario en el barrio y su tapa estrella de lo mejor que probarás en Sevilla.

📍 c/ Rosario Vega, 10

Chicharrones | Casa Morales

Este mítico bar sevillano destaca por su gran variedad de vinos y por ser uno de los mejores lugares para tapear a la forma tradicional. Suele estar bastante lleno, pero merece la pena hacerse un hueco en la barra para probar sus chicharrones, además de otras míticas tapas como los bocatines de pringá o los rollitos de cabrales.

📍 c/ García de Vinuesa, 11

Torta de naranja Inés Rosales con crema de aguacate y salmón marinado | El Pasaje Tapas

Solo a unos genios se les ocurriría combinar el dulce de Castilleja de la Cuesta con algo como el aguacate y el salmón. La combinación es un placer para el paladar.

📍 Pasaje de Vila, 8-10

Patatas Bravas | Ovejas Negras Tapas

Decantarse por algo aquí es cómo elegir a tu hijo favorito. Siempre es difícil, pero nosotros tenemos claro que las bravas de aquí fueron creadas por los mismísimos dioses.

📍 c/ Hernando Colón, 8

Rabo de toro | Las Piletas

Reinventarse no siempre es preciso y eso lo saben en Las Piletas. Cuando algo sale bien, como es el rabo de toro que aquí preparan, la lógica ordena mantener la tradición. También es un lugar muy recomendable para tomar un buen desayuno andaluz.

📍 c/ Marqués de Paradas, 28

Cochinillo segoviano – Mamá Bistro

Es el lugar perfecto para probar cosas de la cocina mediterránea que se salgan de lo común. No olvidéis hacer un hueco para el tiramisú, que está de matrícula.

📍 c/ Mateos Gago, 9