×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

Los 12 templos del pescaíto frito en Sevilla

No podrás quedarte con uno.

Sevilla Secreta Sevilla Secreta

Los 12 templos del pescaíto frito en Sevilla
La gastronomía sevillana tiene grandes pilares como son las croquetas y la pringá. Pero hay una especialidad que destaca, y todavía más en estas fechas: el pescaíto frito.

Lo sentimos por los británicos, pero es que su clásico fish and chips no tiene nada que hacer contra nuestros chanquetes. Por cierto, ¿sabías que lo de comer pescado frito es una tradición que se remonta a la Antigua Roma? Si es que como la comida del mare nostrum no hay y estos 7 lugares dónde probar el mejor pescaíto frito en Sevilla lo demuestran:

El Arrecife

Quienes conocen este lugar saben que no necesita presentación: un género excelente y siempre en su punto. Además os podéis dejar sorprender por sus platos fuera de carta porque nunca fallan. Un clásico del pescaíto frito para sentirnos un poco más cerca del mar. c/ José Saramago, 7

Freiduría Puerta de la Carne

No sabemos qué receta usará su freidor, pero sin duda aquí preparan uno de los mejores pescaítos fritos. La relación calidad-precio está mejor que bien y tienes la opción tanto de tomártelo en el local, como de llevártelo a casa. Si quieres bebida te la sirve el restaurante 3 de Oro. Por cierto, no pedir adobo aquí es un delito porque es el mejor de Sevilla con diferencia. Puerta de la Carne, 2.

Alboreá

En Triana, Alboreá dispone de una amplia terraza y una taberna juntas. Bien puedes pedir unos embutidos al peso, o unas buenas tortillitas de camarones. Aquí son de primera calidad. C/ San Jacinto, 26.

Freiduría la Isla

Muy cerca de la catedral de Sevilla se encuentra este templo sevillano. Su oferta de pescados es amplia, aunque lo mejor son las huevas de merluza fritas. Las gambas rebozadas también están deliciosas. Además, este restaurante es de los más económicos, a juzgar por la zona. C/ García de Vinuesa, 13.

Freiduría la Estrella

Este rincón del pescaíto frito no está tan céntrica, pero no por ello pierde calidad. Siempre está llena y su pescado frito es un imprescindible. La atención y la calidad del género es una delicia. También recomendamos sus huevas en adobo. C/ San Vincente de Paul, 16.

Freiduría Reina Victoria

Lo mejor de esta pescaíto es que no lo fríen en cantidades ingentes de aceite reciclado y no tiene ese sabor aceitoso que anula el buen sabor interior. El trato es bueno no, lo siguiente. Si lleváis a cualquier persona a este local os lo agradecerá eternamiente. También tienen la opción de envío a domicilio. C/ Rodrigo de Triana, 51.

Blanco Cerrillo

En este artículo te contamos que el olor de su adobo se podría distinguir en cualquier parte del mundo y es que cada vez que pasamos por la calle Tetuán y nos llega esta fragancia, empezamos a salivar. Sus boquerones en adobo quitan el sentío y por esa razón no podían dejar de estar en este ranking. c/ José de Velilla, 1

Freiduría El Salvador

En el corazón de Sevilla, esta freiduría es famosa por sus botellines y por su pescaíto frito. Entre todas sus posibilidades el cazón en adobo está espectacular. Y si tenemos en cuenta la magia que desprende el lugar, y el ambiente de las mesas compartidas, para qué más. Plaza del Salvador, 5.

Freiduría Mara

Es un sitio tradicional en la Macarena en el que se come de lujo. En la terraza se suele estar bastante a gusto. A mí particularmente, me encanta el choco y los boquerones adobados. Los precios son bajos y se nota, ya que el local siempre está lleno. Avda. De Llanes, 2.

El Rincón del Tito

No te arrepentirás de este bar que destaca por calidad y económico. Su terraza por la noche es de lo más agradable. Además basta con entrar al local y oler las frituras para darse cuenta que no es de esos lugares que limpian la barra con el mismo trapo androjoso de todos los días. Tras el pescaíto os recomiendo culminar la velada con un licor de torrija que hacen ellos mismos. C/ Escuelas Pías, 10.

La Gamba Blanca

Es de los lugares más baratos en Sevilla para comer pescaíto. Por menos de 10 euros se puede comer mejor que bien. Quizá no es el lugar en el que vayas a probar el pescaíto más rico de Sevilla, pero sin duda el bolsillo te lo agradecerá. C/ Febo, 20.

Bar La Muralla

Fuente: Pinterest / Cassandra Colomar

Local imprescindible dentro de la ruta de bares trianeros. Se nota que el pescado es fresco y los camareros son amabílisimos. Además de su gran ambiente, merece la pena probar también su caldereta de toro. Mercado de Triana, 72.