×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

50 restaurantes y bares de Sevilla que tienes que probar al menos una vez en la vida

Sevilla Secreta Sevilla Secreta

50 restaurantes y bares de Sevilla que tienes que probar al menos una vez en la vida
Los mejores restaurantes de Sevilla condensados para siempre.

Guarda este artículo para los anales de la historia gastronómica. Nos encantaría decirte que no son imprescindibles, pero estaríamos mintiendo.

Oriza 

El primer restaurante de Sevilla que aparece en la Guia Michelin. Todo lo que pidáis va a estar increíble, aunque la estrella es la merluza a la “Ondarresa” con verduras y los buñuelos de bacalao con ali-oli de frambuesas. c/ San Fernando, 41.

La Azotea

Es un bar de tapas, sí. Pero cuenta con una excelente cocina de autor, platos de altura y productos de primera. ¿La buena noticia? Muy buenos precios. c/ Conde de Barajas, 13 | c/ Jesús del Gran Poder, 31 | c/ Zaragoza, 5 | c/ Mateos Gago, 8. 

Arte y Solera

Paulatinamente, Arte y Solera ha conquistado nuestro estómago y el de cientos de sevillanos que pasan por este local cada día. Lo que comenzó como una discreta carrera de fondo del chef Marco Antonio Paz se ha convertido en uno de los restaurantes mejor valorados en TripAdvisor. Avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril, 11.

Maria Trifulca

Este popular establecimiento cuenta con una de las vistas más increíbles de la ciudad. Sobre el Guadalquivir y frente a todos los monumentos imprescindibles, ofrece una cocina delicada y de primera. Puente de Triana, esquina con Plaza de Altozano.

Cañabota

Espectacular cocina a vista, materia prima tratada con mimo, y un protagonista indiscutible: el pescado. c/ José Gestoso, 19.

El Rinconcillo

El bar más antiguo de Sevilla sigue 300 años después al pie del cañón. Todavía se sigue apuntando la cuenta con tiza en la barra de caoba, como si se tratase de una pizarra y su carta sigue respetando la tradición. c/ Gerona, 40.

Abades

Si quieres darte un capricho o tener una de esas cenas románticas para recordar, esta es una de las mejores opciones de la lista, aunque ya te advertimos que el espacio y las vistas van incluidas en la cuenta. c/ Betis, 69.

La Raza

Restaurante con historia en un entorno privilegiado. Este grupo lleva por bandera la comida tradicional. Avenida Isabel La Católica, 2.

Lobo López

Una decoración que combinaba el espíritu de un patio tradicional sevillano con elementos más tropicales y exóticos. Y una cocina innovadora que te dejará muy buen sabor de boca. Dos excusas, un lugar. c/ Rosario, 15.

Bodeguita Romero

Comanda sevillana en un templo mítico: ensaladilla de gambas, la ‘carrillá’, la cola de toro, las papas aliñás, el menudo de ternera, la pavía de bacalao o el solomillo al whisky. c/ Harinas, 10.

Palo Cortao

El local es tan pequeño que solo hay tres mesas altas y un par de sitios en barra, por lo que hacerse con un hueco es una tarea complicada, pero nadie dijo que fuera fácil comer de lujo a buen precio en una tapería tan agradable como reducida. c/ Mercedes de Velilla, 4.

Casaplata

Que no te despiste la decoración industrial, este local respeta los clásicos de la cocina con un ligero toque innovador. c/ Amor de Dios, 7.

Filo

Una sandwichería, pero sofisticada. Cocina non stop desde el desayuno, comida para llevar y menús elaborados bajo demanda. c/ Hernando Colón, 19.

Estraperlo

Restaurante ecológico, mercado de productos de temporada y artesanía desde la huerta a la ganadería. Si buscas una alimentación saludable, sostenible y deliciosa, Estraperlo es tu sitio. c/ Santa Rosa, 4.

Seis

En un lugar emblemático, una decoración exquisita y una precedida reputación, las tapas en Seis nunca pueden salir mal. Plaza Nueva, 7.

Castizo

La última incorporación del grupo Ovejas Negras reivindican la vuelta a la barra, con los guisos más tradicionales y las frituras de toda la vida. c/ Zaragoza, 6.

Ispal

Su chef Antonio Bort ha elaborado una carta con platos típicos de la capital con productos 100% sevillanos. El cochinillo con puré de zanahorias, vainilla y ajo asado está delicioso.  Prado de San Sebastián, 1.

Umami

Apuestan por un mercado sostenible y productos como los ibéricos, el atún de Barbate o las verduras de la huerta andaluza. Todos los platos son impresionantes aunque destaca su ‘blackatalamar’, bocadillo de calamares. c/ Hernando Colón, 10.

Mano de Santo

Probablemente el mejor restaurante mexicano de Sevilla con los sabores más sabrosos, traídos desde más allá del charco. La Alameda al más puro estilo mexicano: cochinita pibil, tacos al pastor o tostadas de atún y aguachile de camarón. Alameda de Hércules, 90.

Clorofila

Las dimensiones de la carta son perfectas para no volverte loco, está a un paso de la catedral, y absolutamente todo está riquísimo. Las gyozas de pollo y el tartar de atún merecen un aplauso. c/ Santander, 15.

Espacio Eslava

Uno de los bares de tapas más valorados en Internet. Imprescindible su tapa de huevo con bizcocho de boletus o su puro de Bécquer. Un must. c/ Eslava, 3.

Az-Zait

Abrir un restaurante de cocina creativa en una zona de tapeo tradicional de Sevilla puede ser una locura… o una genialidad. Vanguardismo culinario en el centro de Sevilla. Plaza de San Lorenzo, 1.

Restaurante Bache

Después de abrir su primera casa en Madrid, el chef Ale Alcántara hizo lo propio en la capital hispalense. Cádiz se encuentra más que presente en toda su carta, utilizando las influencias del mundo al servicio de lo tradicional. Su plato estrella es, con diferencia, la ensaladilla de carabineros con emulsión de sus cabezas. Más popular que el mismísimo Obama (4€ la tapa). Plaza Cristo de Burgos, 23.

El Pintón

Un hermoso patio sevillano donde la comida no será la única protagonista. Elaboran unos cócteles de primera. c/ Francos, 42.

De la O

Todo, absolutamente todo es pura Andalucía. Producto, sabor y concepto. Paseo de Nuestra Señora de la O, 29.

Blanca Paloma

Ambiente inigualable en Triana con sabores de toda la vida. La caldereta o el mero con gulas son increíbles. c/ San Jacinto, 49.

Abantal

Toda una experiencia culinaria de la mano del chef Julio Fernández, adaptada a cada estación del año. Su estrella michelín es bien merecida. c/ Alcalde José de la Bandera, 7.

Puratasca

Se ha ganado una reputación en el Barrio de Triana, y no es para menos. A priori puede parecer una tasca de toda la vida, sin embargo ofrecen platos muy creativos (¡Y copiosos!). c/ Numancia, 5.

Taberna de Alabardero

Un buen local para darte un homenaje. Alabardero es sinónimo de calidad, tradición y modernidad. ¿O acaso en más lugares puedes probar un gofre con rabo de toro, tzatziki y menta? c/ Zaragoza, 40.

Bodega Dos de Mayo

Es uno de los clásicos para tapear por el centro. El servicio es excelente y la comida tradicional que se come aquí es una delicia. Plaza de la Gavidia, 6.

Tribeca

Desde que Pedro Giménez regresó de su experiencia culinaria en Hong Kong, Sevilla dispone de un restaurante de lo más inspirador. Las elaboraciones más refinadas con producto de lonja. c/ Chaves Nogales, 3.

El Asador de Aranda 

Tradicional horno de leña y un plato icónico: el lechazo castellano. Para los amantes de la parrilla. c/ Luis Montoto, 150.

La Chala

Cocina mediterránea con pinceladas asiáticas. El serranito roll o la pastela marroquí son siempre una opción perfecta. Plaza de Puerta Real, 6.

Ovejas Negras

Tiene una cosa muy mala y otras muy buenas. Pa’ fuera Lo malo es que más de una vez que hemos querido ir a tapear el local está desbordado de gente, ya que tampoco es excesivamente grande. Lo bueno: comida creativa y buena relación calidad-precio. ¡Ojito a sus bravas! c/ Hernando Colón, 8.

Cotidiano

El local que apuesta por las tapas al tiempo que incluye en su propuesta culinaria las carnes maduradas. c/ López de Arenas, 2.

El bacalao

En el corazón de Sevilla, una apuesta por la alta gastronomía mediterránea con sabor andaluz especializado, obviamente en el bacalao. c/ Tarifa 9. 

Toby eats the world

Solo por ser el primer restaurante pet-friendly de Sevilla, ya merece estar en nuestro ranking. Cena con toda la familia como nunca antes lo había visto en tu ciudad (Y unas hamburguesas riquísimas). c/ Almirante Lobo, 2. 

Tradevo

Carta de platos de gran calidad, elaborados y presentados de manera casual y a la vez sofisticada para compartir. Cuesta del Rosario, 15 | Plaza Pintor Amalio García del Moral, 2 | c/ Juan de Mata Carriazo, 6.

Perro Viejo

En Perro Viejo elevan la tradición culinaria a otro nivel, y el invento les salió genial. Las lagrimitas de presa, los puerros asados y su increíble torrija son la combinación perfecta. c/ Arguijo, 3.

Chifa

Es un local en el que se puede comer con la vista y el ceviche es el plato estrella de la carta y solo por su pomposa presentación merece la pena pedirlo. Hay de corvina y pulpo, y ambos están espectaculares. c/ Barco, 2.

Manolo León

Cenar en su patio andaluz junto a la fuente árabe de noche es algo que no tiene precio. c/ Guadalquivir, 8.

Il Vesuvio

Los locales de cocina casera italiana no abundan en el centro de Sevilla y menos de esta calidad. Así que no lo dudes si te apetece una velada romántica en un italiano de primera. c/ Tetuán, 15.

El burladero

Cenar en Burladero es valor asegurado. El rabo de toro es de los mejores que se conocen. c/ Canalejas, 1.

ConTenedor

Es uno de nuestros lugares favoritos de Sevilla para días en los que no queremos dar un buen homenaje, pero healthy. c/ San Luis, 50.

Rocala

El melocotón de foie o los tacos canallas son exquisitos, aunque este lugar no dejará de sorprenderte con sus novedades y variaciones. Gran Plaza, 9.

Becerrita

Un festival de tapas (Pero de muy buena calidad) para los amantes del buen comer. c/ Recaredo, 9.

Al-Wadi

Un restaurante que propone un nuevo concepto de restauración y gastronomía de fusión, con influencias de Siria, Líbano y Marruecos. La mejor gastronomía de Oriente Medio en El Arenal. c/ Jimios, 32.

Arte y Solera

Arte y tradición se dan la mano, el local sevillano con influencias a lo largo y ancho del globo. Avda Concejal Alberto Jiménez-Becerril, 11. 

Bartolomea

La esencia de este local es el grill, las brasas más ricas en el Arenal. El pulpo a la brasa, su jugosísima lubina o el tataki de pez mantequilla te alegrarán la velada. c/ Pastor y Landero, 10. 

Azahar

En un edificio de estilo sevillano del siglo XVIII con grandes ventales, su patio interior es impresionante. Las croquetas de naranja y bacalao con emulsión de azahar son uno de sus platos estrella. Plaza Jesús de la Redención, 2.

 

Fuente portada: @bartolomeatapas