×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

9 lugares de Sevilla donde se rinde culto a las pavías de bacalao

Sevilla Secreta Sevilla Secreta

9 lugares de Sevilla donde se rinde culto a las pavías de bacalao
¿Sabías que también se llaman soldaditos de pavía porque su color rojo y amarillo es el que lucían los húsares de los tercios españoles que lucharon en la Batalla de Pavía en 1525?

Esta semana nos preguntó un compañero vasco qué eran las pavías de bacalao y no sabíamos si ofendernos, preguntarle por qué no había probado antes este manjar (que cuentan las malas lenguas que nacieron en un bar de Madrid) o callar. Finalmente, hemos optado por hacer esta maravillosa ruta de pavías de bacalao:

El Rinconcillo

Hablar de las mejores pavías de bacalao y no mencionar El Rinconcillo sería un delito, ya que es una de las tapas más demandadas en la historia de su barra. Su rebozado es uno de los mejores y, aunque ellos te ofrecen con toda la amabilidad del mundo la receta de su plato estrella en web (con el permiso de las espinacas con garbanzos), nosotros hemos intentado hacerlas en casa y digamos que no volveríamos a intentar copiarlas. c/ Gerona, 40

Bar Benito

¿Ir hasta el Tiro de Línea (si no eres de tal barrio, claro) para comerte unas pavías? Definitivamente la respuesta es sí, siempre y cuando el sitio sea el Bar Benito. Ojo con esta delicia que llevan años elaborando con mucho mimo en el número 16 de la calle Serrano y Ortega. Sus pavías de bacalao son un escándalo y su terracita, siempre ambientada, dan buena fe de ello. c/ Serrano y Ortega, 16

Casa Ricardo

Que sus afamadas croquetas precedan a este lugar no es indicativo de que aquí no se cocinen otros manjares a la altura. Y es que las pavías de bacalao que se sirven en Casa Ricardo no son cosa menor. c/ Hernán Cortes, 2

Blanca Paloma

No es casualidad que sea uno de los bares más transitados de Triana y conocido como un templo del tapeo en el barrio. Es un lugar barato, con raciones contundentes y unas pavías de bacalao, que si bien no es el plato más saludable de la hispalense, desde luego no están para hacerle ningún feo. c/ Pagés del Corro, 86

Blanco Cerrillo

En este artículo te contamos que el olor de su adobo se podría distinguir en cualquier parte del mundo y es que cada vez que pasamos por la calle Tetuán y nos llega esta fragancia, empezamos a salivar. c/ José de Velilla, 1

La primera del puente

Es un lugar donde la fritura abunda y se combina de maravilla con un par de cañas. Se sirven pavías de bacalao y de merluza y tiene una terraza con vistas maravillosas al Guadalquivir. Es uno de los mejores lugares de la calle Betis para echar un cerveceo y tapear y además sus pavías permanecen incólumes después de 50 años. c/ Betis, 66

Bodega Palo Santo

En esta bodega se juega con las tapas de solera y se les añaden algunos cambios, siendo las pavías de bacalao un buen ejemplo de ello. Es el único local de Sevilla que las sirven con guarnición de una crema de sobrasada y miel y a diferencia de otros establecimientos la pavía no es aceitosa, sino que tiene un interior jugoso y una corteza crujiente. Plaza de la Gavidia, 5

Baco cuna 2 

No solo nos encanta su local con patio andaluz y repleto de plantas en un edificio cuya estructura fue diseñada por Aníbal González, sino que los bacalovers encontrarán un local en el que destaca el bacalao en todas sus variantes: ahumado en aceite, en pavías, croquetas y en tempura negra. c/ Cuna, 2

Casa Morales

Nos gusta porque es buen lugar para ir de cañas con amigos por la zona de la Catedral, no es excesivamente caro y tiene ese encanto de bodega de toda la vida (se fundó en 1850). El trío de tapas sagrado que debes pedir aquí es el siguiente: la carrillada, las espinacas y las pavías que son tamaño XXL. Eso sí, te avisamos que lo más seguro es que tengas que comer de pie. c/ García de Vinuesa, 11

 

Foto de la imagen de portada: El Rinconcillo (Instagram: @rinconcillo_sev)