×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

Las mejores heladerías de Sevilla

Las 8 mejores heladerías de la hispalense tienen nombre y apellidos.

Marco Ulpio Trajano Marco Ulpio Trajano

Las mejores heladerías de Sevilla
¿Hay algo mejor en el mundo que el helado?

Admitámoslo, todos somos culpables por comprarnos una tarrina en la que pone en letra negrita “para 8 personas” y comernos la mitad, dejando la otra por postureo. Culpables porque si de por sí nos gusta este placer terrenal, no nos conformamos con eso, sino que también le añadimos toppings. Y no, no vas a elegir un topping de kiwi o mango. Te lo pedirás de Oreo, de Lacasitos o de Kit-Kat. Culpables también porque nos basta con decir que en verano entra muy bien cualquier cosa fresquita en el cuerpo y que cuando empiece septiembre dejaremos los excesos. Mientes y lo sabes. Y sabemos que mientes porque McDonald’s no baja las ventas.

Sí, nos inventamos cualquier excusa para comernos un par de bolas cremosas, basta con decir que estamos en una de las ciudades más abrasadoras de España para que no nos sintamos mal disfrutando de los mil sabores que nos ofrecen algunas de las mejores heladerías que te vamos a recomendar:

Freskura

Esta heladería cumple a la perfección el dicho “bueno, bonito y barato”.  Son helados artesanos, muy contundentes y económicos. Tenéis que probar sí o sí el helado de chocolate, que es mucho más intenso que en otras heladerías, y el de pistacho.

📍 c/ Vulcano, 4

Puro e Bio

Esta heladería italiana en el corazón de Los Remedios tiene más de un motivo de visita. Todos sus productos son excelentes, de elaboración propia y de origen ecológico. ¿Qué más le podemos pedir a un helado si es sostenible? Pues es que además tienen opciones veganas. Los batidos también son un espectáculo y los incluimos en nuestro ranking.

📍 c/ Asunción, 48 | Paseo de Colón, 9

CaraPino

Las vitrinas de CaraPino no son aptas para diabéticos ni para sanotes. Pero las cosas como son, es uno de los mejores lugares de Sevilla para pegarse un homenaje glotón. Y por supuesto en tiempos de calor el helado no puede faltar en esta casa. Elaboran sus helados a diario a base de leche fresca y no os podéis ir sin probar su Carapino (caramelo, piñones y nata).

📍 c/ Periodista Juan Tribuna

Goló Heladería

En las inmediaciones de las Setas se encuentra la calle Regina, una milla repostera, cafetera y gastronómica en general en el centro de Sevilla. Para esta ocasión, venimos a hablaros de la heladería Goló, un espacio chiquito pero con encanto en el que te servirán helados riquísimos (también tienen un gran surtido de sabores) en pleno corazón de Sevilla. Como mínimo, una de las mejores heladerías de la ciudad.

📍 c/ Regina, 1

Jijona

El mejor helado de turrón de la capital y no sólo destaca por sus helados, sino que también tienen la auténtica horchata alicantina. Lo mejor es que cierra tarde y si te entra el gusanillo después de las 12 de la noche puedes ir a darte un capricho.

📍  Avenida Virgen de Luján, 32

Rayas

Ni en Italia encontrarás mejores helados. El mejor sabor para mi gusto es beso de dama, que combina chocolate negro y almendra amarga. Tampoco dejéis de probar los sabores de carapino y mascarpone.

📍 c/ Almirante Apodaca, 1 | c/ San Pablo, 45

Bolas

Los helados son artesanos y súper cremosos. Por no hablar de los sabores, que hay desde los clásicos de chocolate y vainilla hasta algunos que se salen de lo normal. Por ejemplo, tienen especialidades únicas como el helado Siglo XIII, inspirado en una receta encontrada en el Archivo de Indias, elaborado con crema de pistacho, huevo y agua de rosas. Tremendos.

📍 c/ Orfila, 1

Helados Montano

Si algo saben hacer en esta heladería de toda la vida, es preparar suculentos helados artesanales para alegrar las tardes sevillanas, con o sin calor mediante. Los tienen de torrijas, pantera rosa, de distintos sorbetes, tiramisú… ¡y también opciones sin lactosa! Un imprescindible en Pino Montano que merece la pena visitar.

📍 c/ Cortijo de las Casillas, 12

Heladería Los Valencianos (Morón de la Frontera)

Los amantes de los helados verán las estrellas con sus sabores con tropezones. Sería complicado decantarse por uno de ellos, pero tengo que reconocer que el turrón con trocitos es mi perdición, aunque nada le tengan que envidiar otros sabores como Kinder Bueno (con auténtica barra Kinder), palmera de huevo o milhoja de chocolate (ambos con pedazos de hojaldre). Además, tienen sabores 100% naturales bajos en calorías (con estevia) aptos para diabéticos, veganos, celíacos e intolerantes a la lactosa. Os aviso que una vez que pongáis el pie en ellos seréis incapaces de frenar vuestros impulsos de tomar helado los 365 días al año.

📍 Paseo de la Alameda, 11 (Morón de la Frontera)