¡Por tutatis! ¿Pero qué dicen estos sevillanos?

Estamos en el año 2050 después de Jesucristo. Toda la Tierra está ocupada por unos alienígenas. ¿Toda? ¡No! Una ciudad poblada por irreductibles sevillanos resiste todavía y siempre al invasor.

¿Y por qué no han invadido ya la ciudad? El equipo de ingenieros y filólogos alienígenas que descubrió el significado de los jeroglíficos egipcios están trabajando día y noche para descifrar el andaluz sevillano. De momento, han conseguido intuir el significado de palabras como “miarma”, pero todavía se hallan desorientados en lo que respecta a expresiones como “no ni ná” y “a jierro”. El factor del idioma, sumado a un calor nunca sufrido en toda la galaxia, hacen que esta invasión se lleve a cabo paulatinamente.

Mientras tanto, los sevillanos Pacorix y Manolix han puesto por escrito en unos menhires de la Sierra Norte una lista con vocablos y expresiones sevillanas que permanecerán siempre ocultas para la raza extraterrestre. Por si fuera poco, el druida Cruzcamporcix prepara una poción mágica que hace a los sevillanos tan fuertes como para levantar al Cristo del Gran Poder con tan sólo una mano. Sevilla Secreta ha accedido a este documento y tiene el placer de compartirlo con ustedes:

Acarajotaó: dícese del ser que está en la parra y no se entera de ná. Sinónimo de “esnortaó”.

Arfavó: un “por favor”, pero más suplicante.

Tequiyá: se le dice a una persona de la que estás hasta los mismísimos y no puedes ver su cara un segundo más.

foto4

Pero: es una manzana con problemas de identidad de género.

Tajá: es lo que tienes cuando ya no distingues si lo que bebes es un gin-tonic o Sunny Delight.

Flama: es como la calor, pero se usa mucho como adjetivo. Ejemplo: he hecho la portada del TFG con paint y me ha quedado flama.

¡Jefe!: así se llaman el 100% de los camareros en Sevilla. Curioso que sus madres se pusieran de acuerdo para ponerles el mismo nombre a todos.

foto5

Lorito: nuestro salvador si no tenemos aire condicionado. Es un ventilador pequeñito de los que hace el apaño.

Comiomierda: se usa mucha para describir algunos bares y pisos de estudiantes. Es un nivel de suciedad para lugares en los que no aciertas el color original del mobiliario.

Ancá o ancar: ¿para qué usar tres palabras cuando con una dices lo mismo? Significa “en casa de” o “a casa de”.

foto1

Engollipao: alguien a quien le puede el ansia y come a traganudo sin beber ná, provocando un colapso en el estómago.

Chuchurrío: suele utilizarse en los “coitus interruptus” y para definir algo en mal estado. La RAE debería replantearse la incorporación de esta palabra en el diccionario.

Pechá: sinónimo de “hartá”. Ejemplo: vaya pechá de cervezas que llevamos en lo alto.

foto3

Arcancía: objeto donde depositas los “leuros”.

 

Y por si os habéis quedado con ganas de más, siempre podéis consultar el primer tomo del antidiccionario de la RAE.

Tags:

';return t.replace("ID",e)+a}function lazyLoadYoutubeIframe(){var e=document.createElement("iframe"),t="https://www.youtube.com/embed/ID?autoplay=1";t+=0===this.dataset.query.length?'':'&'+this.dataset.query;e.setAttribute("src",t.replace("ID",this.dataset.id)),e.setAttribute("frameborder","0"),e.setAttribute("allowfullscreen","1"),this.parentNode.replaceChild(e,this)}document.addEventListener("DOMContentLoaded",function(){var e,t,a=document.getElementsByClassName("rll-youtube-player");for(t=0;t