×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Los girasoles de Carmona, la atracción turística que triunfa en la provincia

Sevilla Secreta Sevilla Secreta

Los girasoles de Carmona, la atracción turística que triunfa en la provincia
Se han convertido en un verdadero monumento natural.

En los últimos años, el municipio de Carmona ha vivido un fenómeno sin precedentes y no es por uno de sus monumentos históricos. Sus campos de girasoles, lejos de ser un mero paisaje rural, atraen a miles de japoneses. ¿La razón? Se desconoce a ciencia cierta qué es lo que motiva a los ciudadanos del país nipón a llegar hasta Carmona. Pero llegan a alquilarse un taxi para pasearse por el mar amarillo y hacerse un selfie entre ellos.

Nos cuenta María del Carmen Fernández de la Oficina de Turismo de Carmona que hace años que Carmona recibe turismo japonés que quería visitar o alojarse en el Alcázar del Rey Don Pedro. El motivo es que hace 15 años la televisión japonesa emitía una serie de animación muy popular sobre el rey Don Pedro. Con el tiempo, este interés fue acaparado por sus campos de girasoles. Para ellos es un símbolo de vida, luz y energía.

Fuente: Shutterstock.com

María del Carmen nos cuenta que cuando llega un japonés al municipio se le ofrece la posibilidad de ir en taxi al campo de girasoles. Permanecen allí unos 30 minutos paseándose y haciéndose fotos y al finalizar, la Oficina de Turismo los obsequia con un paquete de semillas. Al margen de este obsequio, los turistas pueden comprar todo tipo de souvenirs relacionados con los girasoles: abanicos, imanes, llaveros, etc.

Se dice que los girasoles son un método de limpieza de radiaciones nucleares. Y es que por ese motivo que suelen disponerse cerca de centrales nucleares. De hecho, tras el accidente nuclear vivido en Fukushima se cultivaron girasoles en la zona porque está demostrado que absorben la radiación.

Fuente: Pxhere.

Es testigo de este boom la empresa Girasoles de Carmona, que ofrece rutas por sus campos e incluso cultivan girasoles «apadrinados», es decir, ellos lo siembran y te envían todas las semanas imágenes de cada fase de cultivo. Además, te mandan un girasol disecado y semilla y si vas a Carmona durante la floración puedes visitar «tu creación» y te invitan a una comida típica del municipio.

Sin duda, los girasoles carmonenses se han convertido en uno de los grandes atractivos turísticos e inesperados en la provincia de Sevilla.

Tags: primavera, Verano
Qué Hacer