No hay nada que nos guste más en Sevilla que un juego de palabras.

Tenemos la sospecha de que cuando Dios se dedicó a repartir virtudes, a los sevillanos nos tocó el ingenio. No hay otra forma de explicar los nombres de algunos locales que hacen que se nos escape una risilla tonta cada vez que pasamos frente a ellos.

Hay que tener cuidado con los juegos de palabras a la hora de bautizar un local y no sobrepasar tu creatividad. Por ejemplo, el Bar Reinols de la serie Aída entraría en este grupo de bares que está en la delgada línea entre “me hace gracia” y “no entraría ni aunque me pagasen”.

En Twitter, la cuenta @MasterOfNaming se dedica a diseccionar los nombres más graciosos de los locales de toda España y gracias a ellos y nuestros usuarios, hemos descubierto que otra cosa no, pero imaginación en Sevilla nos sobra a raudales y aquí va una buena muestra de ello.

 

La Hermandad del Sushi

Con ese nombre es imposible no querer entrar en este local que fusiona la gastronomía japonesa y andaluza.

 

Kiyo

Premio al mejor nombre para un restaurante japonés en Sevilla.

 

La Seta Coqueta

El mejor nombre que le podían haber puesto a una tienda de moda cerca de las Setas.

 

Salsamento, ultramarinos bar

Comer y beber siempre son nuestros sacramentos favoritos.

 

The dogtor

Reconoce que llevarías a esta clínica veterinaria a tu mascota solo porque te hace gracia el nombre.

 

En la Espero te Esquina

Qué alegría tener en Sevilla un dislexia que homenajea a la gente con bar.

La Copilla Sixtina

Si Miguel Ángel Buonarotti levantase la cabeza… Le faltaba tiempo para tomarse un copazo aquí.

 

Bar Sin Nombre

¿Creatividad o pocas ganas de quebrarse la cabeza?

 

Fuente de la imagen de portada: majaopublico.blogspot.com.es