×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué Hacer

Las rotondas de Dos Hermanas, el mejor chiste de las redes sociales

Sevilla Secreta Sevilla Secreta

Las rotondas de Dos Hermanas, el mejor chiste de las redes sociales
El municipio se ha ganado a pulso el apodo de «la ciudad de las rotondas».

Nos gustaría pensar que todo comenzó con un/a político/a que quiso enamorar a alguien prometiéndole rotondas porque las flores y los bombones ya estaban demodés. Desde luego que el argumento daría para una comedia romántica de Netflix, cuyo título sería Díselo con rotondas, pero sospechamos que este no es su verdadero origen.

Dos Hermanas tiene una población aproximada de 130.000 habitantes y cuenta con más de 100 rotondas. Sí, como lo oyes, más de 100 rotondas dispuestas con el fin de «ordenar el tráfico». Eso sí, lo que es innegable es que si te sacas el carnet de conducir en Dos Hermanas serás el mayor experto de la humanidad a la hora de enfrentarte a una rotonda, aunque tenga la envergadura de un dragón.

«Una rotonda es como un semáforo o un bordillo, un recurso, no un monumento. Muchas han desvirtuado su función y obstaculizan la visión del conductor al servir de expositor del horror-vacui o la megalomanía de algunos políticos. Es como si a un semáforo lo vistieses de flamenca.»
José Seguí, Premio Nacional de Urbanismo

No hay duda. A José Seguí le tienen que sangrar los ojos cada vez que visita Dos Hermanas, aunque es complicado no estar de acuerdo con él cuando vemos algunas rotondas en las que parece que el artista local incomprendido ha volcado todas sus desmotivaciones.

Pero si hay una rotonda en Dos Hermanas que contenga toda la esencia rotondística, esa es el homenaje a El pensador de Rodin. Y que conste en acta que como obra de arte nos parece digna del CAAC. Pero claro, para gustos, los colores.

Twitter está plagado de chistes sobre las rotondas de Sevilla y siendo honestos, algunos nos han alegrado más que el buffet libre del Domino’s. Aquí van algunos de los más ingeniosos:

 

Fuente de la imagen de portada: Flickr de rickyone_dh