La plaza del Pozo Santo, escenario de sucesos fantásticos

fachada-hospital-pozo-santo
Si J.K. Rowling pasara una temporada en Sevilla, tendría inspiración para otra saga.

Gracias al cronista local Diego Ortiz de Zuñiga y lo que dejó por escrito en sus Anales eclesiásticos y seculares de la ciudad de Sevilla, sabemos la razón por la que la plaza Pozo Santo recibe este nombre tan enigmático.

Se debe a una leyenda fantástica que cuenta que un niño se cayó accidentalmente al pozo que había en la plaza y los padres, tan disgustados como desesperados, le pidieron a la Virgen de un retablo de la zona que lo salvase. Y contra todo pronóstico, la Virgen actuó subiendo las aguas y rescato al pequeño sano y salvo.

Es por este motivo que en la plaza se erigió una cruz que permaneció allí hasta 1842, cuando se trasladó al Hospital de la Misericordia en 1842.

Es curioso que siendo la plaza de Pozo Santo un pequeño espacio inadvertido para los viandantes, ha tenido una importancia histórica relevante, aunque a día de hoy se haya convertido en un aparcamiento y la mayor parte de sus edificios hayan desaparecido.

Gran parte de la plaza la ocupa el Hospital del Santísimo Cristo de los Dolores, más conocido como del Pozo Santo. Este se fundó en el siglo XVII por unas terciarias franciscanas para albergar a mujeres sin cura ninguna.

Y en lo que respecta al pozo que fue el escenario del milagro, ya no queda nada de él, aunque hay documentos que acreditan su existencia en el siglo XIX.

En cambio, lo que sí nos queda Sevilla son las innumerables leyendas mágicas que tuvieron lugar entre sus calles.

¿Te gustaría conocer más historias como esta? Descúbrelas en cualquiera de estas rutas para conocer la cara oscura de Sevilla que te proponemos.

 

 

Fuente de la información y la imagen de portada: La magia de Sevilla

 

Tags:

You May Also Like

Sevilla Piedra llorosa

¿Sabes por qué en Sevilla hay una piedra que llora?

Esta piedra sevillana tiene más sensibilidad que muchas personas. Corría el año 1857 cuando el reinado de Isabel ...

azahar

Cómete Sevilla a versos

¡Qué mejor manera de redescubrir la ciudad de Sevilla que de la mano de Gustavo Adolfo Bécquer, Diego ...