Cuadros de Murillo en el Louvre que deberían estar en Sevilla

louvre
Nos encanta que el arte de Sevilla cruce fronteras y ocupe salas en los museos más importantes del mundo, pero la cosa cambia cuando estas obras han sido robadas.

Ir a París y no visitar el Louvre sería como tapear en Casa Ricardo y no pedir croquetas. En él podemos admirar algunas de nuestras obras como La Libertad guiando al puebloLa balsa de la Medusa El rapto de las sabinas, pero también hay una buena muestra de barroco español y por ello tenemos cuadros de Herrera el Viejo, Zurbarán y Murillo. Este último llegó aquí en unas circunstancias poco lícitas.

Para entender la presencia de Murillo en el Louvre nos tenemos que remontar a la Guerra de la Independencia contra los franceses, en Sevilla de 1810 a 1812. Durante el conflicto, muchos de los edificios de la capital hispalense fueron ocupados por el ejército francés, lo que provocó el expolio de cientos de obras que fueron a parar a Francia.

Si quieres focalizar toda tu ira en un nombre, recuerda el nombre del mariscal Nicolas Jean de Dieu Soult, responsable directo del robo de algunas célebres obras de arte y general al mando del ejército de Napoleón en Andalucía. Cuando este personaje llegó a Sevilla se asombró al descubrir las joyas pictóricas de nuestra ciudad y lo peor es que contaba con el Diccionario Histórico de Ceán Bermúdez, lo cual le permitió saber qué importancia tenían las obras y dónde se encontraban.

Soult_Sevilla

El Real Alcázar llegó a albergar casi mil obras procedentes de varios puntos de Sevilla de artistas como Pacheco, Alonso Cano, Sebastián Gómez y por supuesto, Murillo. De este montón de lienzos, unos 300 se destinaron a Francia y los más importantes son los que fueron a parar al palacio de Soult. Tras su muerte, se repartieron por todo el mundo y algunos llegaron al Louvre, donde todavía se pueden contemplar a día de hoy.

Toma nota de estos cuadros de Murillo porque la próxima vez que viajes a París, debes visitarlos y pensar en toda la historia de saqueo que contienen sus lienzos:

 

El nacimiento de la Virgen

Este cuadro fue un encargo al Maestro para la Capilla de la Concepción de la Catedral de Sevilla.

nacimiento-virgen

 

La cocina de los ángeles

Es uno de los primeros encargos que llevó a cabo a Murillo y lo realizó para el Convento Casa Grande de San Francisco de la Plaza Nueva.

murillo escuela de los angeles3

 

La Sagrada Familia y San Juanito 

También se conoce como la Virgen de Sevilla.

TRINIDAD DE MURILLO

 

El joven mendigo

Una de las obras más destacadas del pintor, aunque curiosamente este cuadro no es del expolio de Soult, sino que se adquirió en 1782 para las colecciones reales de Luis XVI. Es considerada la la primera obra de Murillo.

Bartolomé_Esteban_Murillo_-_The_Young_Beggar

 

Fray Junípero abandonando su ropa a un mendigo

Se hallaba en el Convento de San Francisco cuando fue confiscada. Representa un acto de caridad de un franciscano entregando su hábito a un mendigo.

10-Fray-Junipero-y-el-mendigo-Museo-del-Louvre

 

El triunfo de la Inmaculada

Era parte del testero de Santa María la Blanca y pertenecía a una colección que encargó Justino de Neve a Murillo para la iglesia.

el-triunfo-de-la-inmaculada-concepcion-680

 

Fuente de la información: SevillaMía Tours

(Visited 175 times, 1 visits today)

Te puede interesar

Portada - Imagenes fueras de la provincia

12 Imágenes que te muestran cómo es Sevilla más allá de la capital

Sabemos que Sevilla tiene infinitos atractivos turísticos, pero a veces nos centramos tanto en ...

portada

Sevilla también tiene un Kilómetro Cero

La próxima vez que vayáis a la calle José Gestoso echad un vistazo al ...

Palacio de los marqueses de la Algaba

5 curiosidades del Palacio de los Marqueses de la Algaba

Ubicado en la calle Feria, detrás del Mercado de Abastos, se encuentra uno de ...