Cosas que los guiris odian de Sevilla

turista enfadado sevilla

Es prácticamente imposible que a un extranjero no le guste la ciudad, ya sea japonés, australiano o peruano. Sevilla tiene un “algo” que todo aquel que pone un pie en ella le enamora. Eso sí, seamos honestos. Cuando nos mudamos a otra ciudad, por mucho que nos encante, siempre hay algo que no termina de convencer. Por ejemplo, a todos nos gusta París, pero no termina de complacernos pagar 5 euros por un café y ver en el Louvre una masa de turistas asediando la Mona Lisa.

Investigando en las redes, hemos descubierto qué es lo que no le gusta de Sevilla a los extranjeros y te adelantamos que es probable que compartas varias cosas con ellos:

 

Botellón

Una de las quejas que más se ve en las redes es que Sevilla es una ciudad sucia, sobre todo, “gracias” al botellón. De hecho, un usuario considera que es normal que los jóvenes sean felices, pero no entiende por qué razón siempre dejan basura. La verdad es que no se puede negar porque basta con un domingo en la Plaza del Salvador para darte cuenta de que muchas personas faltaron a clase el día que explicaron dónde se deben tirar las botellas vacías.

 

Olas de calor

Obviamente, todos los extranjeros odian estos calores, sobre todo aquellos de tez blanquecina que cuando reciben los rayos de sol parecen el cangrejo de la sirenita. Es gracioso porque muchos turistas que vienen en agosto no comprenden cómo los sevillanos son capaces de salir a la calle y seguir haciendo su vida. La verdad es que ni nosotros mismos lo entendemos.

 

Diversión al volante

A muchos extranjeros les choca que haya tantas calles de un solo sentido y sea prácticamente imposible encontrar una plaza de aparcamiento. Y no hablemos del centro, donde encontrar una plaza es más complicado que dar con el arca perdida.

 

Timo por guiri

Hay muchas personas en las redes que aseguran, que a pesar de llevar muchos años viviendo en Sevilla, siempre está la típica persona que intenta colar una cerveza extra en la cuenta o sube el precio del taxi por arte de magia. Menos mal que también reconocen que estos casos no son tan frecuentes y, por lo general, la gente es bastante amable con los extranjeros.

 

La burocracia

En este punto coincidimos al 100%. Además, para un extranjero es todavía peor, ya que tienen que hacer muchísimos trámites para poder quedarse en España. Algunos reconocen haber perdido la paciencia hasta límites insospechados, especialmente los erasmus .

 

Ciudad cara

Reconocen que Sevilla no tiene los precios de Madrid, ni Barcelona, pero aún así, les parece una ciudad cara comparada con otras de España. Notan mucho esta diferencia en las tapas y en las cañas. Hay que recordar que Sevilla es la tercera ciudad universitaria más cara de España

.

  • Mostrar comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads

Te puede interesar

semanasanta

¡Tenemos predicciones para el tiempo en Semana Santa!

Todavía es pronto para conocer en profundidad el parte meteorológico durante la Semana Santa ...