×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura

La calle Pimienta: leyendas y encanto en el Barrio de Santa Cruz

Uno de los rincones con más encanto del barrio.

Sevilla Secreta Sevilla Secreta

La calle Pimienta: leyendas y encanto en el Barrio de Santa Cruz
Es una de las calles más estrechas de Sevilla, pero ello no impide que sea la protagonista de varias historias.

Solo un loco tendría la horripilante idea de intentar entrar en coche a la estrecha calle Pimienta; en cambio, también tendría que estar loco un turista que no pase por esta calle peatonal de corto recorrido del Barrio de Santa Cruz, puesto que en ella descubrirá un fragmento de la historia de Sevilla:

A día de hoy la ocupan tiendas de regalos, de artesanía y hostales, y es un enclave frecuentado por cientos de turistas diariamente, pero siglos atrás vivieron tras sus paredes figuras históricas como Doña María Guerrero, la gran actriz de teatro del siglo XX; José Sebastián Bandarán, canónigo de la Catedral de Sevilla; y el torero Currito de la Cruz.

Conecta el Callejón del Agua con la calle Gloria y en ella se encuentra el acceso al Hotel Boutique Casas de Santa Cruz, un atractivo complejo hotelero que ha sido un escenario cinematográfico en varias ocasiones.

Foto: Wikimedia Commons

Leyendas en torno al nombre

Cuenta una leyenda que en esta calle habitaba un importante comerciante judío de especias que no atravesaba una próspera situación. Atribuía la desdicha de su negocio a Dios y blasfemaba contra él hasta que un caballero que pasaba por allí lo escuchó y le reprendió. El comerciante, dándose cuenta de su error, rompió a llorar. Pero de sus ojos brotaron plantas de pimienta.

Hay otra leyenda de corte fantástico, que cuenta que este mismo comerciante judío estaba convencido de que Dios nunca recurriría a la pimienta ante una situación de hambruna. Sin embargo, se retractó cuando apareció de forma divina un árbol de la pimienta en su patio y, como agradecimiento a Dios, bautizó la calle como «Pimienta».

Hay otra teoría más realista que sostiene que la calle recibe tal nombre porque vivía en ella el caballero de la Pimienta.

Al margen de estas leyendas y sus antiguos inquilinos, la calle Pimienta tiene una gran importancia histórica por los azulejos judíos que aún se conservan. ¿A qué esperas para hacer un poco de turismo por Santa Cruz?