10 formas de relajarte con arte en Sevilla

Sevilla no tiene el nivel de estrés que pueden tener ciudades como Madrid o Londres, pero aún así cuando llega el fin del día lo único que queremos es fundirnos en un solo ser con la almohada. Llevamos toda la vida escuchando aquello de mens sana in corpore sano, pero tampoco hay que tomárselo al pie de la letra porque la mens tiene que relajarse también y por supuesto el corpore no puede estar siempre preocupándose por su sanidad. Aquí os damos 10 ideas para exterminar el estrés de cada poro de tu piel:

1. Spas: la mejor opción para relajarte y estar en una nube durante unas horas. Quizá no sea la forma de relajarse más económica, pero sí que puedes darle un capricho al cuerpo de vez en cuando y sin duda, el mejor lugar para hacerlo es Aire de Sevilla, unos baños árabes que te transportan a otro mundo.

2. Leer al aire libre: pocas veces habréis cogido un libro un domingo y os hayáis ido a Plaza de España o al Parque de María Luisa a pasar una tarde entre ríos de tinta. Ya os recomendamos en post anteriores los mejores libros actuales por si estáis indecisos a la hora de elegir vuestra próxima lectura.

3. Tetería: un paraíso de calma en mitad de la ciudad. Sentarte entre sus cojines y disfrutar de música árabe con el sonido del agua es un auténtico placer. Nada puede fallar con un buen té y una cachimba con sabor a menta.

4. Barquitas en Plaza España: si remar no es una de tus virtudes quizá no sea el plan más relajante, pero sin duda te lo vas a pasar como los indios, aunque corráis el mismo riesgo de acabar como Ariel y Eric cuando intentaron darse el primer beso.  

5. Turismo: nunca está de más conocer lugares nuevos en tu propia ciudad. Quizá esta guía de monumentos desconocidos de Sevilla os de más de una idea.

6. Cine: os recomiendo hacer una doble sesión de las que se hacían en los tiempos de nuestros abuelos. Una amiga y yo tenemos la bonita costumbre de aprovechar el día que es más barato para comprarnos un cubo de palomitas y ver hasta 3 pelis seguidas.

7. Correr: para mí no es que sea lo más relajante que exista, pero sí que es cierto que he escuchado a mucha gente decir que salir a correr con música les deja como nuevos. También es cierto que hace mucho si corres a la vera del río o en algunos de estos lugares.

8. Café: una tarde tomando un cappuccino con buena compañía puede ser el mejor plan de tarde de domingo. ¿Sabías que en Portugal tienen la costumbre de pedirse varios cafés seguidos? Que viene a ser lo mismo que hacemos en España con las cañas.

9. Siesta: quedarse dormido a la orilla del Guadalquivir a la fresca es de los mayores placeres que puedes sentir en esta ciudad. Eso sí, si vas solo cuidado con tus pertenencias y con no recibir el regalito de una paloma en la cara.

10. Yoga: en Sevilla hay muchos centros en los que puedes practicar yoga y de hecho es frecuente encontrarte por los parques la gente en plena meditación. Sin duda, la mejor forma de combinar relajación y deporte a la vez.

Tags:

';return t.replace("ID",e)+a}function lazyLoadYoutubeIframe(){var e=document.createElement("iframe"),t="https://www.youtube.com/embed/ID?autoplay=1";t+=0===this.dataset.query.length?'':'&'+this.dataset.query;e.setAttribute("src",t.replace("ID",this.dataset.id)),e.setAttribute("frameborder","0"),e.setAttribute("allowfullscreen","1"),this.parentNode.replaceChild(e,this)}document.addEventListener("DOMContentLoaded",function(){var e,t,a=document.getElementsByClassName("rll-youtube-player");for(t=0;t