×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura

Palacio de los Marqueses de la Algaba: una ruta por el mudéjar sevillano

5 curiosidades de este increíble palacio sevillano.

By Marco Ulpio Trajano

Palacio de los Marqueses de la Algaba: una ruta por el mudéjar sevillano

Ubicado en la calle Feria, detrás del Mercado de Abastos, se encuentra uno de los grandes palacios nobiliarios. Se considera una de las mejores muestras del arte mudéjar civil. Estuvo a punto de desaparecer a mediados del siglo XX debido al estado de abandono y ruina en el que se encontraba. Sin embargo, al adquirirlo el Ayuntamiento, el palacio recuperó el esplendor del pasado y a día de hoy es uno de los monumentos más importantes para conocer el pasado de la ciudad hispalense.

Es muy probable que ya lo conozcas porque hayas ido a descubrir su colección de arte mudéjar o a ver una obra de teatro o un concierto, pero si todavía no lo has visitado, querrás hacerlo cuando sepas estas 5 curiosidades:

1. Orígenes del palacio

Foto: joserpizarro / Shutterstock.com

El edificio se construyó en 1474 por orden de Juan de Guzmán y Torres, I señor de la Algaba, que desempeñaba cargos importantes en el gobierno de la ciudad. Este vivía en la localidad de La Algaba y para evitar desplazamientos mandó construir el palacio. Más tarde, Felipe II otorgó el marquesado de la Algaba a don Francisco de Guzmán y Manrique, que amplió el palacio y lo dotó de jardines. De esta primera etapa tan solo se conserva la actual torre portada.

2. La conexión entre el palacio y la iglesia Omnium Sanctorum 

Iglesia Omnium Sanctorum en la calle feria. Foto: joserpizarro / Shutterstock.com

Gracias a un grabado de Richard Ford podemos saber que el palacio y la iglesia Omnium Sanctorum estaban comunicados por una galería. De hecho, los marqueses eran patronos de la Capilla Mayor del Templo. Tras la ocupación francesa, este pasaje fue derribado.

3. De palacio a cine

Palacio de los marqueses de Algaba y Omnniun Sanctorun, dibujado por Richard Ford (1831). El mercado de la calle Feria se amplió en 1837, impidiendo la vista diáfana del palacio y su portada tal como se ve en la ilustración.

Tras la invasión napoleónica y las desamortizaciones el palacio se deterioró y pasó a propiedad particular. Cuando se inauguró el Mercado de Feria se transformó una parte en casa de vecinos y otra en el teatro Hércules. Más tarde, en el jardín del palacio se instaló el cine de verano Arrayán, que permaneció hasta los años 60 del siglo XX.

4. El fantasma del palacio

A lo largo de la historia, se han documentado numerosas muertes en el palacio debido a la epidemia de peste, asesinatos en la familia de los Guzmanes o motines que tuvieron lugar frente a él. Incluso el jardín se tuvo que habilitar como cementerio.

Durante las obras de restauración entre los años 1.998 y 2.002, los vigilantes de seguridad aseguraron que sucedían fenómenos paranormales como luces que se apagan y encienden solas, sonidos de pasos y susurros o incluso bajadas de temperatura. También se habla de la existencia de una dama de blanco que pasea por los pasillos de la galería de la planta alta.

5. Centro de Arte Mudéjar

 

Desde el año 2013, el palacio alberga el Centro de Arte Mudéjar, donde se exponen más de 100 piezas de diversos museos como sellos, tinajas y varios utensilios mudéjares.

Si quieres saber más sobre el Palacio de los Marqueses de la Algaba, encontrarás más información en este interesante vídeo del Ayuntamiento de Sevilla.

 

Foto de la portada: joserpizarro / Shutterstock.com