×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Green Camper: aventura sobre ruedas por Cádiz

Un 'roadtrip' por Cádiz de la mano de esta pionera empresa de campers: tu casa sobre ruedas.

Ariana Buenafuente Ariana Buenafuente - Redactora

Green Camper: aventura sobre ruedas por Cádiz

Viajar en camper: la nueva forma de explorar lugares hecha para soñadores.

Echarse a la carretera a hacer kilómetros en camper es posiblemente el fetiche común de cualquier viajero que se precie. Una mochila con lo preciso, el recuerdo de aquellos libros de la generación beat y que arranque el roadtrip. En nuestros días esta práctica tiene mucho de moda pero, más allá de la tendencia, es un ejercicio ancestral. Una vida nómada (o, al menos, un fin de semana), es un sueño que permite explorar el mundo sin planificar demasiado: a tu manera.

Green Camper nace de esta realidad cultural, la de viajar sobre cuatro ruedas con todo lo necesario. Así son las camper, un vehículo a medio camino entre una furgoneta y una caravana, pero menos aparatosas y más cómodas. Llevarte la casa a cuestas con Green Camper es bastante sencillo y te contamos a continuación todos los detalles.

¿Con qué está equipada una camper?

Las de Green Camper están equipadas con nevera; un par de mesas (una a modo de barra desplegable y otra más grande, que debes montar, aunque tardas menos de un minuto y no tiene misterio); cristales termoaislantes; inodoro; ducha; conectividad móvil; cámara trasera de aparcamiento y toldo lateral y trasero. Por cierto, claro que tienen cama y las de esta empresa sevillana están preparadas para hasta cuatro personas.

Además, entre los extra que ofrecen encontrarás almohadas, sábanas y manta y kit de cocina, que incluye dos sillas, camping gas y utensilios de menaje.

Playa de Bolonia.

Nuestra ruta por Cádiz, un fin de semana

Una de las muchas virtudes de Andalucía es que, respecto a las campers, es un destino perfecto tanto por los parajes y rincones que uno puede descubrir, como por la vida que se comparte con otros viajeros. En concreto, Cádiz es la provincia perfecta para quitarse la espina e iniciarse en esta nueva forma de movernos.

Las sinuosas calles de Vejer, sus casas encaladas, su historia o las múltiples ofertas gastronómicas hacen de esta localidad gaditana de interior (pero a muy pocos kilómetros del mar) un imprescindible de nuestra ruta, y nuestra primera parada. Pasea alrededor del recinto amurallado, asómate a sus miradores y fotografía espléndidas panorámicas del mar a tus pies y no te pierdas su artesanía y gastronomía, salpicada a lo largo y ancho del municipio.

Si dispones de más días, otros itinerarios incluyen hacer un alto en Jerez de la Frontera, cuna del flamenco, o Medina Sidonia y el increíble castillo que alberga.

Arco de las Monjas, Vejer de la Frontera.

Despertar en Vejer de la Frontera y no visitar la increíble Fundación NMAC debería estar prohibido. Este museo de arte contemporáneo al aire libre es un regalo para todos los públicos. Piezas sorprendentes que, como mínimo, despertarán tu curiosidad y te harán disfrutar de una mañana y un espacio diferentes, en plena naturaleza.

La ruta nos condujo a continuación hacia Bolonia. Rodeada de puntas rocosas y bordeada por sierra y cerros se encuentra esta popular playa virgen. Tierra de la ciudad romana de Baelo Claudia, erguida sobre el mar y frente a Tánger, respira apenas la sal y la vegetación. Un sueño de historia y mar en el que detenerse, echarse una siesta y disfrutar de un amanecer frente a la infinitud.

¿Merece la pena por un fin de semana? la respuesta es un sí rotundo. Kilómetros de aventuras a través de las carreteras gaditanas. Llegar a Zahara o Tarifa desde parajes de asfalto y vergel, desvelar el océano ante ti, las vacas retintas, los desafiantes molinos de viento. Tan solo hace falta un destino de la provincia para que esta experiencia valga la pena.

Acceso a la Playa el Pirata, Los Caños de Meca.

Junto a los mencionados, Los caños de Meca fue otra de nuestras pausas en el trayecto, aunque puedes apostar por Conil o Chiclana y habrás acertado.

Lo dicho, seguro las habrás visto antes: casi furgonetas pero con el espacio acondicionado a una práctica casa rodante. Somos muchos los que soñábamos con conducir una de estas joyas algún día y ahora ese sueño está a un solo clic. La gente de Green Camper te ofrece la posibilidad de alquilar estas maravillas que son aventura en estado puro.

Green Camper tiene su sede en la carretera de Isla Menor, entre Sevilla y Dos Hermanas y disponen de parking para que dejes tu coche antes de partir. Puedes alquilarlas para un fin de semana o por semanas a través de su web. Te aseguramos que la experiencia será única, perfecta para conectar con la naturaleza y los caminos que se alejan de la gran ciudad pero también con esta nueva forma de explorar.

Duna de Bolonia.
Escapadas