6 supersticiones de mala suerte de las que desconoces su origen

¿Sabéis que hay gente que días como hoy se le acelera el corazón porque padece “Trezidavomartiofobia”? Vosotros os preguntaréis qué leches es esta palabra. Significa fobia al número 13. Os sorprendería saber que hay muchas más personas de las que pensáis con fobia a este singular número y si además, le juntamos el hecho de que sea martes, día en el que no debes casarte, ni embarcarte, nos encontramos con uno de esos días más aterradores del año para todos aquellos que hacen su vida en función de las supersticiones. ¿Sabéis cuáles son las más comunes y a qué se deben?

1. Romper un espejo: a más de una madre le ha dado un ataque de ansiedad cuando has hecho añicos el cristal del espejo porque auguraba que ibais a tener siete años de mala suerte. Se dice que esta superstición se debe a la irrupción de los espejos (producto de lujo) en la alta sociedad veneciana de los siglos XV y XVI, que hacía saber a sus sirvientes que si rompían por accidente el espejo, no recibirían su salario en un laaaargo tiempo. Y claro, para ellos la mala suerte era un hecho.

2. Pasar por debajo de una escalera: este objeto cotidiano se ha labrado su mala fama a pulso. El triángulo era un símbolo sagrado por su similitud con la Santísima Trinidad, por lo que atravesarlo suponía un mal presagio. Por no hablar que la escalera se asociaba también con el patíbulo, donde se utilizaba para poner la soga o con la crucifixión, ya que Lucifer veía bajo una escalera como Jesús moría por salvar la humanidad.

supersticiones

3. Derramar la sal: seguramente que alguna vez os habéis puesto a jugar con el salero, la habéis derramado sobre la mesa y acto seguido vuestros padres han cogido sal y la han echado por detrás del hombro izquierdo para contrarrestar el mal presagio. El origen de esta superstición se remonta al año 3500 a.C., cuando la sal era un símbolo de amistad, que si se tiraba, la amistad se rompía. También era mala suerte para los romanos el hecho de derramarla, ya que era un bien que escaseaba y tenía mucho valor para ellos.

4. Los gatos negros: miles de gatos de color azabache han sido evitados a lo largo de los siglos. En la Edad Media se decía que eran portadores de la mala suerte porque se les relacionaba con la brujería. En la tradición hebrea y babilónica se comparaban con las serpientes y en Egipto eran tan sagrados que se momificaban y se les guardaba luto.

5. El cuadro torcido: muchos lo hacen por estética, pero otros se dedican a colocar bien un cuadro para evitar los malos augurios. El origen de la superstición se debe a que en la Grecia clásica, si se caía el retrato de un monarca se pensaba que este iba a morir en breve.

supersticiones
Fuente: http://www.gusfoto.com/galerias/ – Gus Busselo

6. Martes y 13: el día varía según el país. El mito se debe a la unión de dos negativos factores. Por una parte el martes, que conecta con el Dios de la guerra Marte, que significa destrucción. Por otra, el número 13 está asociado a la muerte en distintas culturas. En el Tarot el 13 significa la muerte, en el capítulo 13 del Apocalipsis se describe la llegada de la Bestia del Anticristo y 13 fueron los presentes en la última cena de la que Jesús no salió muy bien parado. ¿Casualidad? ¿Mal fario?

supersticion3

 

(Visited 403 times, 3 visits today)

Tags:

';return t.replace("ID",e)+a}function lazyLoadYoutubeIframe(){var e=document.createElement("iframe"),t="https://www.youtube.com/embed/ID?autoplay=1";t+=0===this.dataset.query.length?'':'&'+this.dataset.query;e.setAttribute("src",t.replace("ID",this.dataset.id)),e.setAttribute("frameborder","0"),e.setAttribute("allowfullscreen","1"),this.parentNode.replaceChild(e,this)}document.addEventListener("DOMContentLoaded",function(){var e,t,a=document.getElementsByClassName("rll-youtube-player");for(t=0;t