×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

La Gruta de las Maravillas, la mejor excursión para un fin de semana

Sevilla Secreta Sevilla Secreta

La Gruta de las Maravillas, la mejor excursión para un fin de semana
Este espectáculo natural no deja a nadie indiferente.

A tan solo una hora y media de Sevilla tenemos un destino onubense perfecto para una escapada de fin de semana: Aracena.

Este pueblo de unos 8000 habitantes cuenta con varios atractivos turísticos como el castillo, edificios de reconocidos arquitectos sevillanos (Aníbal González y los hermanos Sánchez y Dalp), el increíble parque natural de Sierra de Aracena y lo más importante, la Gruta de las Maravillas.

Este cueva se encuentra en el núcleo urbano de Aracena y es una cavidad de desarrollo horizontal con 3 niveles superpuestos, que llegan a conformar hasta 2230 metros de galerías, aunque el recorrido turístico solo permite visitar 1200 metros, que se distribuyen en 2 niveles distintos.

Fuente: @margherita_mura / Instagram

La creación de la cueva fue una consecuencia de la filtración de agua desde el cerro del Castillo de Aracena a través de rocas calizas desde hace 500 millones de años, lo cual ha derivado en un increíble paisaje.

Es especialmente llamativa la Sala de los Mantones de Manila, en la que se pueden ver banderolas de diferentes colores. Esta es la antesala del Gran Salón, el espacio donde se pueden ver las rocas más grandes.

Fuente: @juanduqueoliva / Instagram

También resulta curioso el Salón de los Desnudos, que recibe su nombre de la forma fálica de sus elementos. Aunque una de las más impresionantes es la Cristalería de Dios, llamada así por sus coloridas formaciones.

La visita dura unos 45 minutos y es un recorrido que no tiene dificultad ninguna. Además está todo bien señalizado, ya que la cueva lleva abierta al público desde 1914.

Fuente: @jonaswrx / Instagram

Una vez que acabes la visita a la Gruta de las Maravillas, te aconsejamos que sigas con una ruta cultural más sabrosa: el Museo del Jamón.

 

Crédito de la portada: Shutterstock.

Qué Hacer