Si Dios fuese comida sería croqueta: aquí están las mejores de Sevilla

portada

Siento ser yo quien diga una verdad en la que lleváis creyendo años. Nos lo han dicho en las escuelas, lo hemos visto en las películas y lo hemos leído en los libros. Pero ha llegado de que sepáis la verdad. Eva no mordió la manzana del árbol prohibido. Ni siquiera llegó a tenerla en sus manos. Lo que incitó a Eva a sembrar el pecado fue una croqueta. Y digan lo que digan, Adán también la mordió. Claro que eran otros tiempos y Eva se echó toda la culpa. Desde entonces todos los seres humanos sobre la tierra vivimos bajo la condena de una croqueta.

 

Seamos sinceros, nos pueden poner caviar, magret de pato, steak tartar, foie, trufas, pero lo que de verdad nos gusta a nosotros son las croquetas de la abuela y de nuestra madre. Es una verdad como una catedral que no hay mejor alimento sobre la faz de la tierra. Gusta a todo el mundo, es barato e incluso hay de varios sabores. En las bodas deberían de dejarse de canapés y servir croquetas toda la noche. Así todos contentos y los novios más todavía porque con el dinero ahorrado se podrán ir un mes a las Maldivas.

Sacad boli y tomad nota porque a continuación os vamos a enseñar dónde comer las mejores croquetas de Sevilla:

1.Casa Ovidio: es el paraíso de los croqueteros. No son de este mundo. Si además te gusta el ambiente cofrade este es tu sitio. A día de hoy la gente no sabe cómo hacen los cocineros para crear la croqueta tan crujiente por fuera y casi líquida por dentro.
C/ Hernán Cortés, 2

croqueta1

2. Bar Becerrita: no es un lugar barato, pero sus croquetas de rabo de toro lo valen. La bechamel está en su punto. Es tal la devoción por este alimento que en ocasiones han llegado a celebrar la semana de la croqueta.
C/Recaredo, 9

croqueta2

3. Bar Las Cabrillas: además de los caracoles y cabrillas, su especialidad son las croquetas con gambas al ajillo. Los camareros también contribuyen al lugar con su arte y simpatía.
C/ Luis Montoto, 44

croquetas3

4. Bar Cibeles 2: es uno de los míticos bares del barrio de Triana. Este bar siempre está lleno y no sabemos si será por sus bajos precios o por sus serranitos, pero de lo que sí estamos seguros es que sus croquetas de puchero han contribuido a su fama. Lo que nos desconcierta es que se llame Cibeles 2, cuando no consta existencia de Cibeles 1.
C/ Justino Matute, 12

croquetas4

5. La fábrica: en plena Alameda puedes probar la croqueta más atípica de Sevilla, rellena de sobrasada con miel y mostaza. Si os gusta el contraste entre lo dulce y lo salado os encantará. y si os gustan estos sabores atrevidos también podéis probar las mollejas glaseadas con queso de cabra y setas.
C/ Correduría, 1

croquetas5

6. El tío del saco: el precio es inmejorable y la cantidad más todavía. Las croquetas de aquí no destacan por su sabor pero sí por su tamaño XXXL. Si eres capaz de tomarte una ración de estas croquetas podrás conseguir cualquier objetivo que te propongas en la vida.
Prolongacion Av. Mujer Trabajadora | Blq. 2, Local 1.1

croqueta6

7. Plato Plato: lo mejor de su carta son las croquetas de gorgonzola y boletus, aunque sus croquetas de puchero no tienen nada que envidiarles. El precio es más que razonable.
C/ Felipe II esquina con calle Progreso

croqueta7

Tags:

  • Nací en la bella Itálica y a mis tiernos 45 años me nombraron primer emperador hispano. Mis mayores pasiones son luchar contra el Imperio Dacio, ir a las termas, el montadito de pringá y por encima de todas las cosas, escribir en Sevilla Secreta.

  • Show Comments (0)

Leave a Reply

Ads

You May Also Like