Adiós a la operación bikini: la mejor pringá de Sevilla

portada

El tapeo andaluz, como cualquier arte, tiene sus grandes clásicos que nunca pasan de moda. En Sevilla tenemos un par de joyitas autóctonas que encandilan a cualquier turista y reafirman a cualquier sevillano del orgullo de su ciudad. Si primero fueron las croquetas y después vino el salmorejo hoy es el turno del montadito de pringá.

Si el nombre os suena a comida rica en grasas y algo complicado de digerir, reforzaréis vuestra opinión cuando sepáis que la pringá se prepara con las carnes que se usan para hacer un cocido. Así que cuando deis un bocado a este manjar, tened en cuenta que estáis saboreando una mezcla de carne de cerdo, pollo, tocino, chorizo y morcilla. Vamos, una bomba para las arterias no apta para personas, cuyos propósitos veraniegos sea mantener dieta equilibrada para lucir palmito.

Si sois de los que os gusta darle una alegría al cuerpo, aquí tenéis los lugares dónde se sirve la mejor pringá de Sevilla:

1. Bodeguita Romero: es el típico bar sevillano que no destaca por su decoración o su moderna gastronomía, pero sí figura por ser uno de los mejores lugares para probar su plato estrella que es el montadito de pringá. Además, los precios no son para nada altos si queréis comer de raciones.
C/ Harinas, 10

pringa1

2. El Patio de San Eloy: es el sitio perfecto para llevar a unos amigos que estén de visita por Sevilla. En mi caso, siempre que los he llevado han quedado más que satisfechos y es que este sitio tiene la peculiaridad de que te puedes sentar en unas gradas para comer. Eso, sumado a su montadito de pringá, hace del lugar una parada imprescindible para los amantes de esta tapa. Por cierto, comer aquí es muy barato y hay montaditos para todos los gustos.
C/ San Eloy, 9

pringa2

3. Casa Robles: restaurante clásico del centro de Sevilla. Sus mesas suelen estar llenas de clientes habituales y de extranjeros, debido probablemente a que es un restaurante que se sale de presupuesto, aunque no podemos negarle que su pringá es exquisita y que el servicio y la calidad es de sobresaliente.
C/ Álvarez Quintero, 58

pringa3

4. Gastrobar La Pimienta: la verdad es que si no me lo llegan a recomendar nunca hubiera entrado aquí porque por su decoración es un bar bastante normal, pero una vez que miras la carta y te dejas recomendar por su simpático camarero entiendes por qué te lo han recomendado. Aquí no encontraréis el clásico montadito. Su tapa se llama Wan-Ton de pringá y es lo mismo que el montadito, pero cambiando el pan por una especie de masa hojaldrada. Os recomiendo que la probéis porque además ha ganado algún premio.
C/ Santa Fe, 17

Pringá4

5. Bodega Santa Cruz: en pocos lugares verás a los camareros hacer las cuentas con tiza en la barra. Todo lo que probé estaba riquísimo, pero sin duda me quedo con su montadito de pringá, el cual por cierto pedían todos los que estábamos allí.
C/ Rodrigo Caro, 1

pringa5

Marco Ulpio Trajano

Marco Ulpio Trajano

Nací en la bella Itálica y a mis tiernos 45 años me nombraron primer emperador hispano. Mis mayores pasiones son luchar contra el Imperio Dacio, ir a las termas, el montadito de pringá y por encima de todas las cosas, escribir en Sevilla Secreta.